Las Ruinas Jesuíticas del Paraguay

Hablar de turismo en Paraguay y no visitar las Ruinas Jesuíticas es como hablar de un turismo incompleto, para conocer más del Paraguay de antaño es necesario conocer las Ruinas Jesuíticas del Paraguay, esas ruinas que son vestigios del intento de colonización que tuvieron los jesuítas a los pueblos primitivos de lo que en ese entonces era dominios del Imperio Español.

Cuenta la historia que Las Misiones jesuíticas fueron un conjunto de 30 pueblos misioneros (de la Compañia de Jesús, que era una orden religiosa católica y procedente en su mayoría de sacerdores españoles), que fueron fundados a partir del siglo XVII entre los indios guaraníes, tupíes, aches, guaicurues entre otros pueblos afines, que tenían como fin su evangelización y que se ubicaron geográficamente en las actuales provincias de Misiones y Corrientes, en Argentina con quince pueblos, en la zona sur del Paraguay con quince pueblos y en las denominadas Misiones Orientales, situadas al suroeste del Brasil, con siete pueblos. En ese entonces Paraguay aún no era independiente sino que era parte de la denominada Gobernación del rio de la Plata y Paraguay, que eran dependientes del Virreinato del Perú y cuyo fin aparente era evangelizar a los indios.
Aquí una tabla de los 30 pueblos extraídos de Wikipedia:

 

Número Nombre Lugar Estado Coordenadas Año
1 Yapeyú provincia de Corrientes Argentina 1627
2 La Cruz provincia de Corrientes Argentina 1630
3 Santo Tomé provincia de Corrientes Argentina 1632
4 San Francisco de Borja estado de Río Grande del Sur Brasil
5 San Nicolás estado de Río Grande del Sur Brasil
6 San Luis Gonzaga estado de Río Grande del Sur Brasil 1687
7 San Lorenzo Mártir estado de Río Grande del Sur Brasil 1690
8 San Miguel de las Misiones estado de Río Grande del Sur Brasil 1632
9 San Juan Bautista estado de Río Grande del Sur Brasil
10 Santo Ángel Guardián de las Misiones estado de Río Grande del Sur Brasil
11 Apóstoles provincia de Misiones Argentina
12 Concepción provincia de Misiones Argentina
13 Santa María la Mayor provincia de Misiones Argentina 1626
14 San Javier provincia de Misiones Argentina 1629
15 Mártires provincia de Misiones Argentina
16 San José provincia de Misiones Argentina 1633
17 San Carlos provincia de Corrientes Argentina 1631
18 Candelaria provincia de Misiones Argentina
19 Nuestra Señora de Santa Ana provincia de Misiones Argentina 1633
20 Nuestra Señora de Loreto provincia de Misiones Argentina 1610
21 San Ignacio Miní provincia de Misiones Argentina 1611
22 Corpus provincia de Misiones Argentina
23 Jesús de Tavarangué departamento de Itapúa Paraguay 1685
24 Santísima Trinidad del Paraná departamento de Itapúa Paraguay 1706
25 Nuestra Señora de la Encarnación de Itapúa departamento de Itapúa Paraguay 1615
26 San Cosme y Damián departamento de Itapúa Paraguay 1632
27 Santiago Apóstol departamento de Misiones Paraguay 1669
28 Santa Rosa departamento de Misiones Paraguay 1698
29 Santa María de Fe departamento de Misiones Paraguay 1647
30 San Ignacio Guazú departamento de Misiones Paraguay 1609

Como se comprenderá, las Misiones Jesuíticas ofrecieron una enorme enseñanza además de trabajos forzosos para los indios de la época, donde trabajaban de sol a sol para poder satisfacer las demandas de las Misiones, esto con el fin de hacer progresar económicamente la región. Además de esto y conociendo la cultura de los indios de la época (y de la actualidad), de por sí no eran un grupo muy organizados sino que cada uno hacía como bien le pareciera, es por esto que gran parte de las misiones hablando socialmente y desde la óptica del progreso fue muy beneficioso (mas aún para los sacerdotes).
Trajo como parte positiva también la enseñanza de los niños indígenas con la creación de escuelas y se llegaron incluso a publicar libros en guaraní sobre catecismo, música, gramática, e incluso sobre Astronomía, adelantandose a muchos de la época.
Ya con la expulsión de parte de Carlos III rey de España, las misiones jesuíticas se vinieron abajo, ya que intentaron dirigirlos personas seculares, con otra vision e incluso franciscanos, dominicos y mercedarios, por lo tanto se fueron abandonando de a poco estas misiones que actualmente está en ruinas.

La expulsión de los religiosos de la Compañía de Jesús afectó fuertemente todas las instituciones de los pueblos indios. Algunos guaraníes retornaron a la selva y otros emigraron a Buenos Aires donde se sirvieron del entrenamiento como artesanos que habían aprendido en las reducciones. Hubo una rápida disminución de la población… estaba llegando a su fin.

Usted puede visitar en Paraguay las 3 Ruinas Jesuíticas mejor conservadas y más grandes de la época:

[list line=”no” style=”style1″]

[/list]

Es nuestra intención que todas aquellas personas que visiten y quieran conocer más de la rica culturaantigua de la región pueda visitar estos hermosos lugares ricos en historia y cultura.

 

 

(Visto 1.798 veces, 3 visitas hoy)